Inicio

Exceso de mortalidad en Euskadi: fracaso de los expertos y los políticos

Los expertos nos dicen que no saben cuál es la razón del exceso de mortalidad pero la estadística nos lo dice claramente al correlacionar % de vacunación con casos positivos de covid y fallecidos, sin contemplar la cantidad de fallecidos por causas como los trombos, ictus, pericarditis, miocarditis o aceleraciones metastásicas

Sí a la reivindicación de la verdadera sanidad pública frente a la privatización

Son los profesionales sanitarios los que con su proceder sumiso a los gobernantes, nos han llevado a este escenario de desmantelamiento de la sanidad pública y fortalecimiento de su privatización y los sindicatos han sido colaboradores esenciales en este proceso, cuando en plena pandemia lo único que reivindicaron fue el que se dieran las inoculaciones a los trabajadores.

Situación post-pandémica

La pandemia nos ha dejado como elemento esencial, a nivel socio-político, un panorama donde se han trasgredido los valores democráticos, al haber restringido nuestros derechos individuales y colectivos.

Profesión sanitaria: ¿quo vadis?

De perder la esencia que diferenciaba profesionalmente como era la atención al paciente, escucharle, palpando las sintomatologías… a abrazar el mundo médico de los protocolos dictados por las multinacionales farmacéuticas.

La Europa acomplejada: guerra Rusia-Ucrania

Con el enfrentamiento bélico de Rusia-Ucrania y el posterior desarrollo de los acontecimientos, Europa ha vuelto a desaprovechar una ocasión única para ejercer su personalidad, desmarcarse del complejo americano y erigirse como elemento neutral intermediando en una solución pacífica y no bélica.

El despropósito de la cuarta inoculación

Si el dato que nos da el Departamento de Salud del Gobierno Vasco es el de haber reducido en 600 casos covid/ 100.000 habitantes con la dosis de refuerzo, es decir 2.400 casos covid con dicha dosis, observamos que ese dato no concuerda.

Antídoto del virus neuronal

Esta pandemia y su desarrollo ha estado llena de una total falta de ciencia, de una total falta de sentido común, de una conculcación de las capacidades elementales de las personas. Si la sociedad vasca no se autoinocula el antídoto, nos va a llevar a que nuestra sociedad se convierta en una sociedad temerosa, con total falta de empatía e insolidaria.

La población tiene que acabar con la pandemia

En los meses de mayo a julio del 2022, el número de fallecidos por/con covid es de un 200% más que en 2020 y un 282% más que en 2021, teniendo en cuenta que en este 2022 la vacunación tiene un 85% de pauta completa y cerca del 60% de tercera inoculación.

La emergencia del virus de la viruela del mono

Esta nueva emergencia es parte de la estrategia para que la gente vaya cambiando de libreto, pasando de la covid a la viruela del mono, de manera que se puedan encubrir todos los efectos adversos y fallecidos provocados por su “santo grial”, ya que, precisamente, uno de los efectos de la vacuna covid es el Herpes Zóster, el cual, ahora nos lo venden como el virus de la viruela del mono.

Cuando un nuevo virus es el principio para que la gente abra los ojos

Se nos quiso engañar con el pangolín y el murciélago como si la población de Wuhan conviviesen estrechamente con dichos animales, al igual que ahora nos quieren hacer creer que los humanos convivimos estrechamente con los monos, y, que casualidad , los monos que todos sepamos existen desde hace siglos, ¿por qué ahora precisamente transmiten el virus y no antes?

Mascarillas: la expresión de un fracaso pandémico

Euskadi se posicionaba diciendo que para quitarla habría que hacerlo con los estudios científicos pertinentes, pero es curioso que la administración sanitaria vasca en ningún momento exigió estudios científicos para obligar a su utilización no solo en interior sino también en el exterior.